Entradas Populares
InicioViajes¿Como evitamos las turbulencias?

¿Como evitamos las turbulencias?

Como evitamos las turbulencias

¿Le tienes pánico a las turbulencias? Pues sigue leyendo porque Caribbean Business te da unos cuantos consejos para evitarlas cuando vueles.

¿Qué tipo de pasajero de avión eres? A mí gusta el asiento de la ventana.

Una vez que estoy instalado dentro del avión con mi cinturón de seguridad sujetado, rara vez me levanto de nuevo. Esto es principalmente porque normalmente estoy pendiente de cada ruido que haga el avión. Pero también es porque cuando la turbulencia golpea inevitablemente, es mucho mejor estar ya sentado.

Te imaginas que tienes mucho tiempo planeando las mejores vacaciones para ti y tu familia, pero tienes un pequeño problema, detestas volar y te da pánico saber que en pleno vuelo puede atacarte las muy conocidas turbulencias. Entonces lo piensas más de mil veces antes de abordar el avión.

Muchas personas que por primera vez no han podido subirse a un avión se preguntan que es una turbulencia, aquí le vamos a explicar de manera rápida que es y porque se origina.

Las turbulencias, que se producen en contadas ocasiones, son una incidencia “normal” que tiene lugar durante un vuelo y no constituyen motivo de preocupación desde el punto de vista de seguridad. Normalmente, los factores que provocan turbulencias son los siguientes: determinadas formaciones de nubes, tormentas, sobrevolar cadenas montañosas o las zonas de corrientes en chorro.

No obstante, los aviones están especialmente diseñados para ser capaces de resistir condiciones de inestabilidad y rachas de viento fuertes. Además, los pilotos ponen en marcha varias medidas para hacer frente a las turbulencias, como, por ejemplo, volar a menos velocidad o cambiar de altitud.

Ahora bien, existen algunos pasos que los pasajeros pueden seguir para notar el movimiento lo menos posible. Abróchate el cinturón, toma nota de nuestros consejos para evitar las turbulencias y disfruta de un vuelo perfecto:

Evita la cola del avión

Los expertos en aeronáutica recomiendan reservar los asientos situados en las alas del avión y lo más cerca posible al centro de gravedad de la aeronave, ya que son estos los lugares donde los efectos de las turbulencias pueden verse reducidos. En condiciones inestables, los pasajeros que se sienten en la cola del avión notarán más los movimientos. Por tanto, evita sentarte en esa zona si te preocupan los viajes movidos.

Además, según algunos pilotos de aerolíneas distintas aconsejan, tratar de adquirir boletos para Primera clase o clase Business, ya que normalmente hay más espacio de movilidad y esto permite que la altura de los ojos y el equilibrio se adapten mejor al movimiento. De este modo, los pasajeros no se marean tanto.

De noche se vuela mejor

Se suele decir que los vuelos nocturnos (y de primera hora de la mañana) tienen menos probabilidades de sufrir turbulencias. Esto se debe al hecho de que las rachas de viento son más suaves y de que las tormentas suelen disiparse por la noche. Así pues, un vuelo placentero (y tranquilo) por la noche puede ser la mejor opción para los pasajeros más nerviosos.

Los aviones grandes son lo mejor

Los aviones más grandes y más nuevos son los mejores. Durante los últimos años, los fabricantes de aviones han centrado todos sus esfuerzos en desarrollar sistemas de control y características aerodinámicas que favorezcan la experiencia de vuelo en condiciones de turbulencias. Normalmente, cuanto más grande es el avión, mejor es su rendimiento, como es el caso del Airbus A380 y del Boeing 747, que lideran la clasificación en este sentido.

Planificador de rutas

Las aerolíneas planifican las rutas de manera que puedan aprovechar las corrientes más favorables y evitar las áreas de turbulencias ya conocidas. Sin embargo, la mayoría de las turbulencias se producen en vuelos a bajo nivel.

Los vuelos a bajo nivel, como los de corta distancia, y los vuelos interurbanos con turbohélices incorporadas en el avión que no vuelan a niveles altos, son más propensos a sufrir turbulencias. Muchos pilotos indican que las rutas de largo recorrido que sobrevuelan zonas cálidas, como la India u Oriente Medio, también pueden verse afectadas por turbulencias debido al calentamiento de la tierra provocado por el sol.

Por tanto, es recomendable planificar los vuelos de largo recorrido para que pasen por dichas zonas a primera hora de la mañana, antes de que el sol empiece su jornada laboral.

Muchas rutas que pasan por encima del mar sufren menos turbulencias de aire que las que pasan sobre tierra. Sin embargo, estas turbulencias pueden producirse al cruzar el Atlántico debido a las corrientes en chorro, así como en otros océanos como, por ejemplo, la costa oeste de Sudáfrica y el océano Índico, entre la India y Birmania/Malasia.

Evalúe este artículo:
Artículo Anterior
Artículo Siguiente
Sin comentarios

deja un comentario